lunes, 5 de septiembre de 2011

Diario del Valle de Tena, día 3: Buenos días mundo

Amanece sobre la pista Selva Negra en Panticosa, la noche ha sido tranquila salvo algún jabalí que vino a curiosear en los alrededores de la tienda.

La situación de cielo poco tiene que ver con lo que había sido la tarde anterior, esta vez hay escasez de nubes en el oeste, justo donde estamos esperando a que asomen los primeros rayos de sol.


Sin embargo eso no impide que tengamos bonitas vistas bañadas por la luz suave del amanecer, en algún momentos ráfagas de niebla se interponen entre los macizos de roca y el cielo generando un ambiente mucho mas llamativo.


Al llegar a casa notamos el cansancio del día anterior, eso y que no hemos descansado todo lo deseable, así que se impone una buena siesta y mas pensando en que por la tarde saldremos de nuevo en busca de un atardecer algo mas espectacular.


Cuando llega la tarde, pinta realmente bien, sin salir del apartamento ya observamos que el cielo esta precioso, así que no perdemos mas tiempo y salimos dirección Formigal, realizamos un recorrido circular que nos lleva de nuevo a Sallent de Gallego, mientras visitamos algún rincón entre el bosque y el embalse de Respumoso.


En esas, que podemos observar como la parte que adquiere unos colores mas espectaculares es justamente la que tenemos delante de "nuestro" pueblo, así que desde uno de sus balcones nos colocamos con los teles dispuestos a capturar esos colores incidiendo sobre las cumbres.


Como siempre la luz cambia a toda velocidad y son momentos que duran realmente poco, pero merece la pena poder contemplarlos.


Ha sido un día muy largo y mañana hay que madrugar muchísimo, tocan diana a las 5 !!.

Besos pirenaicos.

3 comentarios:

  1. Cuánta belleza hay en los Piris!!!!

    ResponderEliminar
  2. Envidia infinita!!!. Disfrutadlo y gracias por acércanos el pirineo a Madrid que aquí hay mucho asfalto y se echa de menos respirar esa grandeza.

    ResponderEliminar