miércoles, 7 de diciembre de 2016

Subida a Cabeza de Hierro Mayor - Canal entre pulmones

Tenía muchas ganas de completar esta ruta invernal y coronar la segunda cima mas alta de la Comunidad de Madrid, Cabeza de Hierro Mayor, atravesando el canal central entre los famosos pulmones.

Habíamos quedado un grupo de 4 amigos para acometer esta subida, era aún de noche cuando ya estábamos todos en el parking de Cotos donde comenzaría la caminata.




Poco a poco iban apareciendo las primeras luces del día sobre nosotros y nos dejaban ver un paisaje precioso en las cumbres.




Comenzamos subiendo dirección Valdesquí para torcer a la izquierda y coger el camino que nos lleva a pasar delante del refugio de Pingarrón.

Aprovechamos para echar la vista atrás y contemplar el macizo de Peñalara.



Ahora toca un camino entre bosque en el que se alterna terreno duro con nieve muy blanda que nos imposibilita adquirir un buen ritmo, a veces se hace muy pesado porque llegamos a hundirnos hasta la rodilla a cada paso.




La aproximación a la base del canal se ha hecho realmente larga, han sido mas de dos horas y media de pateada, pero por fin llega el momento de equiparnos y comenzar los tramos mas verticales, el día ha quedado espectacular.



Nos dividimos en dos grupos de dos y comenzamos a subir, la nieve en esta cara está mucho mejor, a la derecha nos encontramos la cascada congelada donde hay gente haciendo prácticas de hielo.






Estamos apunto de concluir el canal entre pulmones y a la salida podemos ver lo bonita que está toda la sierra. Si miramos hacia arriba observamos que todavía nos queda un último tramo, esta vez menos inclinado, una enorme roca nos impide ver la cima, es indiferente si se rodea por un lado o por otro, tras ella nos espera el primer premio de la jornada.








Es evidente que a medida que te acercas a tu objetivo la euforia y esa sonrisa nerviosa va apareciendo entre nosotros, qué disfrute mas grande el que estamos teniendo.






Apenas nos separan unos cuantos metros y haremos cima, nos espera un momento para disfrutar del paisaje que se muestra brutal, las nubes amenazadoras nos han respetado y solo dejarán algo de agua nieve cuando iniciemos el descenso.



Sin duda esta foto es la que nos recordará siempre lo bien que hemos pasado este día, no hay nadie en la cima y la disfrutamos en soledad.

Estuvimos un rato largo, como si no quisiéramos bajar nunca, finalmente decidimos hacerlo por el canal de las Cerradillas y aprovechar un alto para comer un bocata que sabe a gloria.


Al llegar de nuevo al parking, han pasado mas de 8 horas, solo tenemos en mente una cosa, repetir!!

Nos vemos en la próxima. Besos.

2 comentarios:

  1. Un día para recordar toda la vida. Gracias por estas fotos!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo Chiqui, lo que hay que hacer es repetirlo.

    ResponderEliminar